El espacio se vuelve el centro de la Interacción Plástica. Olvidadas las superficies planas e inmensas de los cuadros de Fontainebleau, Wolfsburg y Valencia; en Melun, cerca de París, un inmenso espacio —centro del centro cultural Espace St. Jean— me brindaba la oportunidad de usar el volumen de su Hall y de su entrada.

La exposición que acompañaba la instalación recogía bocetos y estudios previos, análisis y fotografías del desarrollo de la idea. Idea, que a lo largo de los años fue madurando... Tal vez aquellas piezas sueltas que animaban el espacio bidimensional del suelo del Museo de Arte Moderno de Wolfsburg empezaran a plasmarse dobladas y armónicas en el espacio tridimensional.

El resultado fue una verdadera interacción entre el edificio, las formas y los colores, y los niños que resultaron ser los verdaderos protagonistas de toda la obra. Esos niños que traviesos movían los delgados hilos que las sostenían, eran los mismos niños que comentaban y comparaban con la sincera tranquilidad que les daba su corta edad y su sincera percepción de cuanto les rodea.

 

Tras los cuatro cuadros realizados en edificios, ciudades y países diferentes, tras otros tantos proyectos que nunca llegaron a ver la luz, tras más de diez años desde aquella ascensión a la Tour Eiffel hasta el detallado Cuadrocubo de 400 m2 de Valencia, el concepto de Interaccionar plásticamente con el entorno y lanzar un mensaje al público había pasado por fases y retos impensables en aquellos años de mi estancia parisina.

El trabajar con algunos grandes museos de arte en Europa me añadieron otros planteamientos y sugestiones. Cuando la idea de hacer tuyo un espacio va más allá y se convierte en la posibilidad de hacer tuyo cualquier espacio, los conceptos cambian y los principios se modifican para adaptarse a un nuevo desafío.

La combinación de mi tendencia arquitectónica y sentido estético para fundir pintura y arquitectura dieron como resultado la inevitable idea de animar plásticamente todo un espacio tridimensional.

El papel seguía reinando en el mundo de los materiales, el hilo de nylon, resistente, fino y casi invisible resolvía los anclajes, la combinación de piezas con multitud de formas y colores serviría para utilizar todo el espacio cúbico como soporte variable de la instalación.


El verdadero reto reside en que cada espacio requiere una combinación plástica y formal única, un sistema de colocación y anclaje particular y un resultado completamente diferente en cada caso. En realidad el espacio que recoge la instalación es el verdadero protagonista de la obra. Ya de por sí con una belleza arquitectónica especial, la instalación sólo puede añadir un toque diferente en su percepción cotidiana; como si se vistiera de gala, como si un gran modisto realizara un traje de baile, el espacio se envuelve con formas y colores en otro aspecto de sí mismo.

La espontaneidad y alegría de los niños que iban descubriendo los colores y mensajes cuando paseaban por la exposición, me abrió las puertas para invitar a las escuelas de los alrededores y que sus clases de trabajos plásticos se realizaran bajo el techo de colores del hall. Tanto profesores como los alumnos de corta edad disfrutaban pintando e imaginando móviles, pájaros u hojas de otoño en plena caída.
La multitud de sugestivas situaciones y comentarios sobre la instalación por parte de los niños les hizo el objetivo prioritario durante la exposición.

Cada espacio, cada edificio, cada volumen implica un ambiente estético especial y la ventaja de su fácil colocación hace de este proyecto plástico un elemento divulgativo importante y versátil.

"L'ESPACE C'EST LE CENTRE"
INTERACCIÓN PLÁSTICA EN EL ESPACIO
Centro cultural Espace St. Jean Melun (París) 2003
picturalia_ip5_vista_007
picturalia_ip5_vista_002
picturalia_ip5_vista_001
picturalia_ip5_vista_003
picturalia_ip5_vista_005
picturalia_ip5_vista_004
picturalia_ip5_vista_006
picturalia_ip5_vista_012
picturalia_ip5_vista_008
picturalia_ip5_vista_009
picturalia_ip5_vista_010
picturalia_ip5_vista_013
picturalia_ip5_vista_011

© 2020 by Rodolfo Navarro Art&Joya